Recuperaci-on postparto Clínica Baeza

Recuperación postparto.

Muchas veces, los problemas perineales no nos dan síntomas significativos, pero a largo plazo se pueden convertir en Incontinencias o Descenso de los órganos (prolapsos), que tienen una recuperación más difícil y larga. Por ello se recomienda, pasada la cuarentena, realizar una valoración abdomino-perineal a toda mujer que haya dado a luz para ver en qué estado se encuentra: estado de las cicatrices, los músculos del suelo pélvico y de la cincha abdominal.

 

¡El mejor tratamiento es la prevención!
Las alteraciones que aparecen tras el embarazo y el parto son un factor de riesgo para futuros problemas uroginecológicos. Si le añadimos otros factores de riesgo como el estreñimiento, ejercicio de impacto, obesidad, una mala postura, menopausia… aumentará esa predisposición.

La fisioterapia obstétrica te ayudará a:

Normalizar la elasticidad y sensibilidad de las cicatrices, tanto de la episiotomía a nivel del periné como de la cesárea a nivel abdominal.
Tonificar la musculatura del suelo pélvico para evitar incontinencia urinaria y/o fecal.
Tonificar los músculos de la cincha abdominal.
Prevenir los prolapsos (descenso de la vejiga, útero o recto a través de la vagina) ocasionados por debilitamiento muscular.
Mejorar la sensibilidad vaginal para cuando comiencen las relaciones sexuales.
Aprender a realizar los esfuerzos del día a día: coger y levantar el bebé, estornudar, defecar, etc de forma no lesiva.
Tratar dolores musculo-esqueléticos.

El programa postparto está indicado tanto para después de un parto vaginal como de una cesárea. Aunque hayas tenido un parto por cesárea, no hay que olvidarse de cuidar la musculatura del periné. Aunque en la cesárea la musculatura no se ve sometida al estiramiento que lo hace en un parto vaginal, sí que ha estado 9 meses soportando el aumento de presión intra-abdominal.

Hoy en día, la ciencia ha demostrado que tiene gran interés tratar esa relajación de la musculatura abdominal y perineal para prevenir problemas a largo plazo. Países vecinos al nuestro tienen en su seguridad social 10 sesiones de rehabilitación del suelo pélvico en el postparto aunque no haya sintomatología alguna. Esto es porque se conoce el poder de prevenir problemas como la incontinencia de orina o los prolapsos de los órganos pelvianos que afectan con gran incidencia a las mujeres cuando se acercan a la menopausia.